lunes, 29 de agosto de 2011

El Sermón del Monte (Para Educadores)



En aquel tiempo, Jesús subió al monte seguido por la multitud, y sentado
sobre una gran roca, dejó que sus discípulos y seguidores se acercaron.
Estaba preparando a los educadores a ser capaz de transmitir la lección de la Buena Nueva a todos los hombres.
Al tomar la palabra y les dijo:
- De cierto, de cierto os digo:
- Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
- Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
- Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos … (?)
Pedro le interrumpió:
- Maestro, tenemos que aprender de memoria?
Andrés le preguntó:
- Tendremos copia de este tema al final?
Felipe se lamentó:
- Debemos usar papel reciclado
Bartolomé quiso saber:
- Habrá examen de esto?
Juan levantó la mano:
- ¿Puedo ir al baño?
Judas Iscariote se quejó:
- ¿Cuántos puntos vale?
Judas se defendió:
- El otro Judas fue quien lo preguntó, yo no, que quede claro!
Tomás le preguntó:
- Tiene una fórmula para probarlo ¿no?
Preguntó Santiago el Mayor:
- ¿Podremos ver las notas?
Santiago el Menor:
- No he podido decir nada pq ese chico mayor no me deja ver bien hacia adelante .
Simón llamado Zelote, nervioso:
- Pero ¿por qué no dar la respuesta y listo!?
Mateo se quejó:
- No entiendo nada, nadie entendió nada!
Uno de los fariseos, que nunca había estado ante una multitud, ni enseñado  nada a nadie, tomó la palabra y se dirigió a Jesús, diciendo:
- Lo que estás haciendo es una clase?
- ¿Dónde está su plan de curso y la evaluación de diagnóstico?
- ¿Cuáles son las metas y objetivos?
- ¿Cuáles son sus estrategias para la recuperación de los conocimientos previos?
Caifás agregó:
- ¿Un programa que incluye temas transversales y actividades integradas con otras disciplinas?
- ¿Y el espacio para incluir los lineamientos curriculares generales?
-  y la redacción de los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales?
Pilato estaba sentado al borde del precipicio, le dijo a Jesús:
- Quiero ver  las evaluaciones de las etapas primera, segunda y tercera y sus descriptores, y me reservo el derecho, al final, aumento de las  puntuaciones de sus discípulos a cumplir las promesas del emperador de  una educación de calidad.
- Ni pensar en números y estadísticas que ponen en tela de juicio la eficacia de nuestro proyecto.
- Y no se aceptan quejas!
Y fue entonces cuando Jesús dijo: “Señor, ¿por qué me has abandonado ?…”
Publicado en: Ministerio Infantil Arcoiris (ministerioinfantilusa.com)