viernes, 8 de abril de 2011

Para recordar...

  • Elige las palabras y sentimientos más hermosos para tus alumnos.
  • Aunque tengas problemas...llega sonriente a clase,los chicos y chicas no son parte de ellos.
  • Escucha,respeta y sé paciente con tus alumnos.
  • Entrega normas firmes y justas.
  • Actúa con generosidad y aprenderán de ti.
  • Organiza y optimiza tu tiempo,así lo aprovecharás mejor.
  • No te excedas en el trabajo que llevas a casa,concédete tiempo para descansar y divertirte.
  • La escuela es como una familia, pero no olvides que no debes descuidar la tuya.
  • Cumple las promesas que hagas a tus alumnos.
  • Busca el apoyo y ayuda de tus colegas.
  • Que tu clase tenga un ambiente acogedor,en dónde niñas y niños se sientan protegidos,cómodos,respetados y a gusto.
  • Inspira confianza,para que no teman cometer errores,pues de ellos se puede aprender mucho.
  • Entrega la misma atención a unos y otros,no muestres preferencia por ninguno.
  • Sigue siempre aprendiendo.
  • Cuida tu cuerpo,alimentate bien y descanza lo necesario.
  • Disfruta la vida,pues solo hay una.
  • Recuerda que cada clase es la oportunidad de dejar buenas huellas en tus alumnos y alumnas.
  • Y sobre todo recuerda que vales muchísimo,no por lo que sabes sino por lo que eres.